Perfiles Penca

Perfiles Penca: William Álvarez

William Álvarez es padre de Daniela, estudiante de Gestión Comercial y actual administrador de la Tienda Col y Flor, cargo al que ha llegado en medio de un proceso surgido en su infancia y su incursión en procesos ambientalistas en la Vereda San José de la Montaña en el Corregimiento San Cristóbal de Medellín.

Administrador de la Tienda Col y Flor

Ilustración: Carolina Jiménez Franco

Desde los 8 años de edad vive entre cartillas, huertas y procesos ambientalistas, lo que hoy reconoce como el detonante del compromiso social que ha sido la base de su trabajo. Grupos juveniles, ambientales, semilleros, acción comunal y hoy Col y Flor, han sido taller y escuela para este hombre de 36 años que anuncia sus planes en forma de promesa para sí: “aunque tenga cincuenta años voy a estudiar antropología”, dice.

 William en el 2º Festival Ecológico de Boquerón, en diciembre de 1998. Corregimiento de San Cristóbal.

William en el 2º Festival Ecológico de Boquerón, en diciembre de 1998. Corregimiento de San Cristóbal.

Recuerda como un momento clave en su vida el tiempo en que participó en la reforestación de La Laguna, un sector de su vereda cuyo dueño quería convertir en terreno de pastoreo. Allí, al observar el movimiento juvenil activo, pudo identificarse con lo que hoy sigue siendo para él uno de sus mayores aprendizajes: todo debe ser cuestionado. “Ver gente tan animada haciendo cosas fue la semilla para lo que hago hoy”, cuenta satisfecho.

La historia de William está ligada a la historia de la Tienda Col y Flor desde su creación. Empezó trabajando con la Asociación Campesina Agroecológica de la región de Boquerón (ACAB) en labores de telemercadeo y distribución, desde antes de su conformación legal. Hoy es el administrador de la Tienda después de compartir con diversos administradores de quienes cuenta haber aprendido sus específicos talentos, tanto en lo administrativo, como en lo social y en las nociones de comercio justo que orientan su trabajo. Cuenta, además, sobre su convicción de que “el mayor valor agregado es lo intangible, muchas veces más importante que el punto de equilibrio”, mientras resalta la importancia de pensar en colectivo y ser coherentes, no solo en términos de agroecología.

Atribuye la consolidación del proyecto al apoyo de la Corporación Penca de Sábila y a un trabajo continuo que privilegia las necesidades de las personas sobre los resultados financieros. Enfatiza en que Col y Flor es ante todo una empresa, pero deja claros sus objetivos con toda convicción: “yo estoy en el proceso porque es un proyecto de vida, porque es mejor trabajar queriendo lo que se hace. Trabajar solo por el dinero no es rico”.

William Álvarez

“La tierra me encanta. Desde pequeño empecé a verla desde otro punto de vista. No solo como el lugar donde se trabaja mucho, hay que acostarse temprano y ganar poquito, sino que me entregó otra visión sobre la vida: aprendí a cultivar la tierra, no solo extraer, sino también a devolverle. Aprendí que en la medida en que se equilibre esa relación, la tierra nos va a dar más”, apunta mientras relata anécdotas de su infancia en Boquerón.

William ÁlvarezWilliam Álvarez se confiesa soñador. Aprendió a hacerle preguntas al mundo y a proponer respuestas posibles a través de la mirada de la vida en comunidad y la búsqueda del equilibrio con el ambiente. Relata los hechos destacados de su vida haciendo énfasis en la constancia; constancia que reconoce en el trabajo de la Corporación Penca de Sábila y las personas que la componen: “Penca es mi escuela. Su trabajo de permanencia le ha dado otras perspectivas y nociones a múltiples procesos en la ciudad. Los admiro y los respeto por la capacidad y la tenacidad que han tenido para afrontar esta ciudad y todos los retos, que han sido muchísimos. No desvían su pensamiento al encontrarse una barrera”.

 

Tienda Colyflor
La Corporación Ecológica y Cultural Penca de Sábila y la Asociación Campesina Agroecológica de la región de Boquerón (ACAB) crearon a Colyflor, tienda de comercio justo, para potenciar la  comercialización alternativa de las organizaciones y familias campesinas.
 
La tienda Colyflor comercializa productos sanos, naturales y de producción agroecológica, orgánica y tradicional campesina, alimentos producidos sin agrotóxicos. Es una iniciativa que busca la permanencia de las tradiciones culturales campesinas y promueve acciones para la defensa de la soberanía, la seguridad y la autonomía alimentaria desde la perspectiva de la comercialización con un enfoque de comercio justo.

Últimos Vídeos