Bienvenidos, Gestión social y ambiental del territorio

Se conforma Mesa Campesina en el Corregimiento de Altavista, Medellín

Mesa Campesina del Corregimiento de Altavista: Por la defensa de la vida campesina en nuestro corregimiento

Luego de retomar algunas propuestas que partieron desde la Sexta Asamblea Campesina del Valle de Aburrá para la construcción de un camino que agrupe a los campesinos y campesinas en la defensa del territorio, y después de considerarlo durante varios encuentros, el pasado 29 de septiembre de 2017 líderes y lideresas de diferentes veredas y organizaciones del corregimiento de Altavista, dimos por conformada la Mesa Campesina con el propósito de organizarnos como colectivo campesino para generar espacios de discusión y acción sobre las problemáticas de las diferentes microcuencas, para promover la apropiación del territorio y para ser un escenario de representación de los intereses de los campesinos y campesinas del corregimiento.

Queremos impulsar y fortalecer propuestas y acciones para que el campesinado sea reconocido como una población sujeta de derechos, ya que consideramos que el corregimiento de Altavista está habitado por comunidades campesinas que históricamente han estado invisibilizadas y en permanente vulneración de sus derechos.

Por lo anterior, exigimos que en todas sus fases, el Distrito Rural Campesino sea concebido y respetado como una figura que ampara los derechos, la permanencia, la sostenibilidad y las condiciones de vida digna para los campesinos y campesinas. Que esta sea una figura de protección y defensa de nuestros territorios, que además ayude a solucionar el conflicto entre la producción campesina existente y las diferentes figuras de ordenamiento territorial que se sobreponen dentro del corregimiento de Altavista.

En ese sentido, manifestamos que no estamos acuerdo con la compra de predios para la conservación ambiental y otras prácticas de preservación pensadas sin gente, cuyos procesos están negando la existencia y la importancia de la unidad familiar campesina, la economía campesina y la seguridad y soberanía alimentaria de familias campesinas del corregimiento. Con ello además, se está negando nuestro derecho a la tierra, al territorio y al trabajo, y se están desconociendo nuestros saberes y capacidades para cuidar la naturaleza y los ecosistemas.

De igual manera, exigimos que las diferentes autoridades que tienen incidencia en el ordenamiento territorial brinden información oportuna, clara y verídica acerca de la situación de nuestro Corregimiento frente a los planes y proyectos existentes o propuestos. Así mismo, solicitamos que cuando se programen actividades para brindar este tipo de información se realicen convocatorias efectivas que garanticen la concertación y la participación de toda la comunidad.

En cuanto a las autoridades ambientales, exigimos que escuchen las denuncias y tomen las medidas adecuadas al respecto de los casos recientes de contaminación ambiental como los vertimientos de escombros que se están presentando en fuentes de agua del corregimiento.

Finalmente, contamos con una gran motivación y estamos planeando estrategias para generar alianzas con universidades y otras instituciones u organizaciones, y vincular poblaciones como la juventud del corregimiento, ya que reconocemos que la organización y la articulación son las mejores vías para que compartamos juntos el trabajo por la defensa del territorio.

Medellín, 6 de octubre de 2017.

Contenido relacionado

Últimos Vídeos